lunes, 15 de agosto de 2011

Tapa, en criollo pasapalo...



Estimado lector, son muchas las cosas que nos definen como venezolanos, por ejemplo, esa capacidad de hacer amigos en una cola, los tambores a la orilla de la playa, el pabellón, la frescolita y, por supuesto, los pasapalos, esos pequeños bocadillos que nos ha acompañado en muchos de los momentos importantes de nuestras vidas.

No importa si en España hablamos de tapas, en México de botanas, en Colombia de pasabocas, en Argentina de picadas o en Venezuela de pasapalos, al final de cuentas nos referimos a lo mismo, nos referimos a una pequeña porción de alimento que satisfacerá nuestro apetito de forma momentánea o, en todo caso, se disfrutarán durante una celebración; sin embargo, el pasapalo es totalmente nuestro. Tratar de investigar sobre la historia de éste fue misión fallida, todas las páginas web y enciclopedias nos remitían a la historia de la tapa que les contamos la semana pasada, pero ¿por qué no tratar de desenmarañar un poco el tema?


Es bien conocido que en nuestro país, sobre todo en lenguaje popular, se conoce como “PALO” a cualquier trago que podamos estar disfrutando, puede ser un whisky, un roncito, una cerveza o un vino; sería fácil de suponer entonces que al hablar de pasapalo nos referimos a esa porción de alimento que acompaña al palo o trago.

 Sin embargo, a pesar de que, en principio, las botanas, las tapas, los pasabocas y los pasapalos son lo mismo, hay que tomar en cuenta que, en función a los ingredientes y a la forma de comer en cada país, las recetas pueden variar. De repente en España, un platico de fiambres es una exquisitez, o en México unas flautas son el mejor acompañante a un tequila; pero en Venezuela ¿quién no delira por un tequeño?, ese invitado especial que no falta en una boda, en un bautizo, en una comunión, en un cumpleaños, ¡en ningún evento!

Así como la palabra misma varía, los sabores, recetas y preparaciones de estos bocadillos van unidos a la idiosincrasia del país, a la riqueza de sus ingredientes y ,por supuesto, a las técnicas o trabajo de sus cocineros.

Marielena Gavidia Caraballo
Cocina en Pequeño Formato

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada